Estás aquí
Inicio > Fundaciones venezolanas > Azul Ambientalistas denuncia contaminación en el Lago de Maracaibo

Azul Ambientalistas denuncia contaminación en el Lago de Maracaibo

Azul Ambientalistas critica descuido del municipio Colón

Noti-RSE

Venezuela fue noticia recientemente luego que el Relámpago del Catatumbo fuese incluido en el Record Guinness. Azul Ambientalistas denuncia la gran contaminación existente en el Lago de Maracaibo, especialmente en el sitio donde se aprecia este fenómeno natural, en el sur del Lago de Maracaibo.

Azul Ambientalistas critica el descuido del municipio Colón. El relleno sanitario de este ayuntamiento se encuentra en pésimas condiciones, lo que afecta de manera directa o indirecta al Relámpago del Catatumbo y al turismo que se desarrolla en la zona.

Ambientalistas de esta organización no gubernamental sin ánimos de lucro basaron sus afirmaciones en una encuesta realizada por Egno Chávez, profesor de la Universidad del Zulia, quien dijo que los habitantes del municipio Colón denuncian a diario las críticas condiciones del relleno sanitario.

Zulia es uno de los principales estados de Venezuela donde la basura se ha convertido en un problema ambiental y de salud pública. En Santa Bárbara del Zulia y San Carlos es palpable esta situación.

Activistas como Elgio Pédreañez, de Azul Ambientalistas, certifican que lo dicho en la encuesta de Egno Chávez es cierto.

Azul Ambientalistas rechaza los derrames de petróleo en el Lago de Maracaibo. A juicio de los expertos al servicio de esta fundación, los vertidos de crudo accidentales se han hecho más frecuentes durante el último año, lo que afecta de manera definitiva a la flora y fauna de toda la cuenca.

URU, la Universidad Rafael Urdaneta, dispensó recientemente una invitación a Azul Ambientalistas para que respalde la labor del comité promotor del proyecto de Ley Programa para el Saneamiento del Lago de Maracaibo y de su Cuenca Hidrográfica, propuesta legal que se encuentra en el seno de la comisión de ambiente de la Asamblea Nacional para su primera discusión. La convocatoria fue atendida también por la Fundación Ecológica Manatara, La Tala Silenciosa y el Museo Ecológico de Ciencia y Tecnología del Lago de Maracaibo.

Top