Estás aquí
Inicio > reciclaje > ¿Botar basura es un arte?

¿Botar basura es un arte?

Noti-RSE

Sin darnos cuenta, en el planeta -entre todos los habitantes- nos deshacemos de casi 160 millones de kilos de ropa al año. Prendas deshilachadas, rotas, con manchas indelebles o subimos un par de kilos y la talla de la prenda ya no es la nuestra.

Y también, por desgracia, desconocíamos que cada uno de nosotros bota siete kilos de basura textil al año, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Mucha tela que, sin problemas, podríamos donar, reciclar o reutilizar.

¿Sabías que tienen un lugar específico para ser depositados?  En la actualidad, existen  contenedores gestionados, en una muestra de intenciones de querer economizar costos de producción para las empresas de moda, textil y hasta de calzado, y todo lo recolectado se dona a colectivos necesitados, ancianatos o simplemente cediendo a aquellos familiares que se las ingenian para darle un nuevo uso a la prenda.

Además de la alta cantidad de dinero que podemos gastar al año en ropa, comprar una nueva prenda genera un consumo de agua brutal: por ejemplo, para fabricar unos jeans, se requieren hasta 3.000 litros de agua, según un estudio de la Fundación Botín. Otros informes dicen en 10.000 litros la cantidad necesaria para procesar un par de estos pantalones. Demasiado para una prenda que con el tiempo, voluntaria o involuntariamente, deterioramos, rompemos adrede para lucir a la moda.

Si esos pantalones que tanto te han gustado, no te los quitas para nada e intentas lucirlos en cuanta oportunidad sea posible, pero ya no dan más de sí, ya tienes motivos pensarlo tantas veces como sea necesario antes de botarlos.

En una tarde puedes sacar de ellos una prenda, dando un nuevo y duradero uso a ello y economizas recursos naturales. ¿Te atreves a diseñar tu propia ropa?

Top