Estás aquí
Inicio > Fundaciones venezolanas > Derrames de petróleo atentan contra el Lago de Maracaibo

Derrames de petróleo atentan contra el Lago de Maracaibo

Lago de Maracaibo no tiene vida en su centro

Noti-RSE

Ambientalistas al servicio del Centro de Ingenieros del estado Zulia señalan que los constantes derrames de petróleo atentan contra el Lago de Maracaibo y su cuenca hidrográfica, por lo que se trata de una tragedia en materia de ambiente de incalculables dimensiones.

Especialistas como Marcelo Monnot, del Centro de Ingenieros del estado Zulia, no dudan en afirmar que el Lago de Maracaibo no tiene vida en su centro, debido a la presencia de una cuña salina que impide la existencia de especies vegetales o animales.

Ecologistas diversos indican que la entrada de agua salada por el canal de navegación del Lago de Maracaibo debe regularse. Dicho canal ha sido profundizado para permitir el paso de barcos de gran calado que llegan al puerto de Maracaibo y a numerosas instalaciones petroleras a lo largo y ancho del estuario.

PDVSA, la estatal Petróleos de Venezuela, no se ha hecho responsable por esta situación en opinión de Marcelo Monnot, por lo que el Estado venezolano podría enfrentar demandas de entes públicos y privados nacionales e internacionales.

Fuentes diversas explican que en el fondo del lago de Maracaibo yacen más de 11.000 kilómetros de tuberías en desuso, que alguna vez pertenecieron a la industria petrolera. Las tuberías en uso permiten en algunas ocasiones filtraciones sobre las cuales no se ejerce el debido control.

Ambientalistas consultados por el Centro de Ingenieros del Zulia y la Asociación para la Conservación del Lago de Maracaibo denuncian que los derrames de petróleo en el Lago de Maracaibo se producen a diario. En sólo 60 días cayeron a las aguas unos 15 mil barriles de petróleo, casi el equivalente a lo vertido por el tanquero Nissos Amorgos en 1997.

Economistas señalan que los daños ambientales sobre el Lago de Maracaibo tendrán un impacto negativo en la producción pesquera y en la calidad de vida de la población. Los expertos dicen que los ingenieros y ambientalistas tienen las claves necesarias para devolverle al principal reservorio lacustre de Venezuela las condiciones que exhibía antes del inicio de la explotación petrolera.

Top