Estás aquí
Inicio > Conciencia ambiental > El combustible en Estados Unidos es asunto de Estado

El combustible en Estados Unidos es asunto de Estado

Noti-RSE

Los ecologistas se oponen a un programa de Estados Unidos que usa combustibles renovables en los carros, emitiendo dióxido de carbono mayor a lo estipulado, perjudicando a la vida silvestre.

Después que conservacionistas persuadieron al Congreso añadir etanol a la gasolina, algunos se arrepienten del derrame de residuos líquidos agrícolas. “Los grandes grupos ecologistas que apostaron a los biocombustibles están dándose cuenta tácitamente de que metieron la pata”, dijo John DeCicco, profesor de Investigación del Instituto de Energía de la Universidad de Michigan.

“Es muy duro para aquellos que -digamos- odian visceralmente el petróleo pensar que esa alternativa que veníamos promoviendo hoy es peor que el petróleo”.

Con el alza de voz de ecologistas se podría limitar la cantidad de etanol tradicional de maíz requerida. Actualmente, la mayor parte de esa exigencia se cumple con etanol de maíz, que es casi el 10% de la gasolina estadounidense y aporta oxígeno para que el combustible arda de forma más limpia.

Consecuencias

En 2014, el Natural Resources Defense Council, con un informe de 96 páginas, manifestaron los beneficios del biocombustible: minimiza el calentamiento global, con mejor calidad del aire y más hábitats para la vida animal.

Cuando agricultores araron millones de hectáreas para cultivar maíz para hacer etanol , los científicos predijeron que las emisiones de dióxido de carbono del etanol de maíz eran más altas de lo normal. Además, las alternativas, no comestibles, para hacer combustible están tardando en penetrar el mercado.

En el Capitolio, esta polémica tiene divididos a republicanos y ecologistas. Los legisladores están decididos a impulsar los precios de la materia prima. Los ambientalistas buscan reformar esta ley creando alianzas entre las petroleras y grupos ecologistas.

Peter Welch, diputado demócrata, dice que hay un marco apto para que el Congreso tome cartas en el asunto.

“Que esos grupos ecologistas respetados cambien de opinión y digan que el etanol de maíz no sirve les dará mucho impulso, comodidad y protección a los demócratas de distritos electorales ecologistas”, dijo.

 

Top