Estás aquí
Inicio > Novedades ecológicas > El Everest estaba muy sucio

El Everest estaba muy sucio

Conoce la cantidad de basura en el Monte Everest
Noti-RSE
Cuando a las personas, sea cual sea su ocupación en el mundo, nada más le mencionan el Monte Everest, el cual es uno de los destinos soñados por los amantes del deporte y las aventuras extremas, jamás se le pasaría por la mente la palabra contaminación.
Lo que antes era un verdadero reto, reservado sólo para unos pocos, ha sufrido progresivamente una especie de democratización con la apertura de rutas especiales, y empresas turísticas, que gestionan los ascensos de los visitantes. Se ha vuelto un lugar frecuentado por los seres humanos, por así decirlo.
Pero esta apertura, no podía ser para menos, está generando un considerable daño ecológico por la gran cantidad de basura y desperdicios en el lugar que los visitantes dejan, de forma irresponsable, en su camino a la cima del Everest.
Por este motivo, los distintos gobiernos involucrados en el crecimiento del turismo en la región, han tenido que armar unas expediciones que se tendrán que encargar de recoger los numerosos desechos y así mermar la contaminación en el medioambiente del lugar. A toda costa, debe ser cuidada esta maravilla del mundo.
Un grupo de voluntarios pudo recolectar ¡cuatro toneladas de desechos! en un sector del monte Everest que pertenece al gigante asiático China.
Las labores han sido hechas por centenares de trabajadores municipales y voluntarios de la región del Tíbet y se extenderán alrededor de nueve días. Se han desplegado centros de separación de basura y la apertura de instalaciones de procesamiento de desechos orgánicos.
Así, se genera una toma de conciencia, tanto para habitantes como para turistas, y una invitación a mejorar su comportamiento, ya que de sus visitas ingresan considerables cantidades de dinero a la región.
Las autoridades deberán seguir con estas expediciones de limpieza para retirar los desperdicios que dejan quienes visitan el punto más alto de la Tierra.
Top