Estás aquí
Inicio > Novedades ecológicas > Ha llegado una luz para combatir derrames petroleros

Ha llegado una luz para combatir derrames petroleros

Los derrames petroleros, por naturaleza, son agentes tremendamente contaminantes para la flora y fauna marina. La ciencia, se puso las pilas para crear un remedio para ello.

Noti-RSE

El pasado 20 de abril del 2010 se produjo uno de los peores accidentes de la industria petrolera: el sistema de seguridad de Deepwater Horizon, en el golfo de México, dejó un saldo de 11 trabajadores muertos y un enorme derrame de crudo. Casi 4,9 millones de barriles se esparcieron en las aguas del golfo hasta el fondo del mar, con efectos sobre la fauna y la flora marinas.

Recoger esto ha sido un reto para la industria, que ya tiene a tiro una solución: una esponja que absorbe petróleo, desarrollada por el Laboratorio Nacional Argonne (ANL), en Estados Unidos, para poder limpiar derrames de crudo en el agua y acumulaciones de aceites en zonas portuarias.

Los científicos desarrollaron un material –con base de poliuretano común, un polímero que se usa para muchos productos, desde cojines hasta aislamientos para hogares. El resultado es un bloque de espuma que absorbe el aceite del agua y puede ser escurrido y reutilizado, permitiendo la recuperación del aceite.

Esponja recoge derrames de petróleo
Crean una esponja para absorber derrames de crudo

“La óleo-esponja también podría utilizarse rutinariamente para limpiar los puertos donde el diésel y el petróleo tienden a acumularse debido al tráfico marítimo”, añade John Harvey, ejecutivo de Desarrollo y Comercialización de Tecnología del ANL.

Según sus inventores, esta tecnología ofrece ventajas claves sobre las técnicas que se vienen utilizando para eliminar las acumulaciones en la superficie del agua y ‘plumas’ (dispersiones que van a la deriva) subacuáticas de petróleo y derivados petrolíferos, que se producen después de un derrame o de una fuga en una tubería.

“Además de recuperar diferentes tipos de aceite encima o debajo del agua, los líquidos recuperados pueden ser purificados para su uso futuro. La óleo-esponja tiene una capacidad de absorción sin precedentes”, dijo  la ANL.

Las pruebas preliminares determinaron que este material puede volver a usarse, después de retorcerlo para extraer petróleo recuperado, mermando en gran medida residuos resultantes del proceso y mitigar derrames enormes con pocas cantidades de material absorbente.

Surgen cada vez medidas, con mayor eficacia, para luchar contra este tipo de accidentes

Según el ANL, las tecnologías absorbentes actuales tienen un solo uso, y los materiales saturados con aceite deben ser eliminados, mientras que la óleo-esponja puede absorber hasta 90 veces su peso en aceite y, cuando está llena, puede ser estrujada cientos de veces, sin que el material muestre signos de ruptura.

Top