Estás aquí
Inicio > Fundaciones venezolanas > Mauro Libi Crestani: Fundación Casa Hogar Al Fin y el apoyo a la niñez

Mauro Libi Crestani: Fundación Casa Hogar Al Fin y el apoyo a la niñez

Aspirar a tener un mejor futuro pasa por comenzar a trabajar, desde ya, en un presente brillante. Eso, al menos, es lo que cree Mauro Libi Crestani (Presidente del Grupo Libi, FRIMACA e INPROCECA/Avelina), un empresario que cree firmemente en que todos los esfuerzos corporativos de responsabilidad social deben puntar a quienes serán los responsables de dirigir los destinos de la nación.

Eso es a los niños y niñas. Ellos serán quienes, en un futuro cercano, tomen las decisiones que repercutirán en la calidad de vida de las mayorías. Por eso es importante y vital procurar ofrecerles una educación de calidad que les permita ser seres integrales. Por eso es fundamental e imperativo que cuenten con la mejor formación académica y con los conceptos más básicos de la ética. Eso les ayudará a ser capaces de aportar bienestar y dar lo mejor ante cualquier desafío.

Mauro Libi Crestani cree que, para que los niños de hoy sean capaces de destacar en el futuro, deben intervenir muchos factores. La familia, por ejemplo, es uno, pues es esta la que enseña el significado del amor, el respeto, la tolerancia, el esfuerzo, y muchas cosas más… Claro, lamentablemente no todos los niños tienen la bendición de crecer en familia, y es precisamente ahí donde deben entrar en acción instituciones como la Fundación Casa Hogar Al Fin.

La Fundación Casa Hogar Al Fin, desde su creación, ha buscado convertir su sede en algo más que un albergue. Quiere (y lo ha logrado) acercarse más al modelo de hogar tradicional, uno que pueda atender a niños y niñas que, por diversas circunstancias, han tenido que crecer alejados de su familia. Apoyo es lo que necesitan para crecer, y apoyo es lo que les da.

Instituciones como la Fundación Casa Hogar Al Fin son las que proporcionan ese apoyo traducido en alimentación, techo y abrigo, sí, pero también en amor, comprensión, ayuda, honestidad y respeto. Esos son los valores que se manejan en esta organización. Libi cree fervientemente en que todos pueden aportar para hacer del mundo uno mejor, y que la mejor manera de hacerlo es empezar apoyando a los más pequeños. ¿La razón? Porque así se contribuye en un buen presente y se sientan las bases de un mejor futuro.

Top