Los glaciares le temen a los petroleros

Cuidado con buscar crudo en sitios prohibidos

Novedades ecológicas

Noti-RSE

La primera plataforma de perforación de petróleo en el Océano Ártico, instaladas en las aguas árticas de Canadá, EEUU, Groenlandia y Noruega buscan sacarle petróleo, literalmente, para explorar nuevos territorios. Para los defensores del Medio Ambiente, esto podría ocasionar muchos problemas, de los cuales citan:

1.- La perturbación acústica es inevitable. El ruido subacuático afecta a la comunicación, la migración, la alimentación, el apareamiento y otras funciones en animales como ballenas, osos, focas, morsas, aves y peces.

2.- Los ambientalistas recuerdan el desastre del Deepwater Horizon del Golfo de México hace algunos años y explican que Estados Unidos no ayudó en nada, dado que, para combatirlo se necesitó de gran cantidad de barcos y muchas logísticas de planificación, control y acción. Y alertan que, por lo hostil del territorio, las consecuencias para el Medio Ambiente resultarían irreversibles.

3.- Si las tripulaciones se movilizaran con rapidez para limpiar potenciales derrames de crudo -sea cual sea su especificación- en el Océano Ártico, sus opciones serán limitadas, porque «no existe un método eficaz para contener y limpiar un derrame de petróleo en aguas heladas» según portavoces del Fondo Mundial de la Naturaleza.

Cuidado con buscar crudo en sitios prohibidos
La especie animal en el glaciar, terrestre y marina, peligra seriamente

4.- El Ártico puede contener incalculables cantidades de gas natural pero, a su vez, es más difícil de transportar que el petróleo, ya que necesita de tuberías y cierto tipo de instalaciones que lo hacen transformarse en gas natural licuado (GNL), para que pueda ser transportado por camiones cisterna.

5.- Infraestructuras de estas características, escasas en el Ártico por cierto, los ambientalistas temen que las plataformas sean más propensas a quemar el gas en el mismo sitio, algo casi fatal para la región, debido a que el metano es un potente gas de efecto invernadero, y esta combustión puede producir otros agentes contaminantes, como el carbono, que hace que la nieve y el hielo absorban más calor, derritiéndose rápidamente.

Por lo tanto, el efecto dominó está a la orden del día si se ponen creativos a buscar cosas donde no se han perdido.