Nanoplásticos podrían impulsar metástasis del cáncer: Estudio

RSE RSE-Venezuela

De acuerdo con la información brindada por Forbes, un estudio reciente realizado por universidades austriacas y publicado en la revista Chemosphere, revela que los nanoplásticos no sólo son indestructibles en el cuerpo humano, sino que podrían facilitar la propagación del cáncer, principalmente en tumores colorrectales. 

El trabajo enfatiza que el tracto intestinal es la principal vía de entrada y exposición a micro y nanoplásticos (MNP), así mismo, analiza la interacción entre estas sustancias y varios tipos de células presentes en los tumores colorrectales, un tipo de cáncer intestinal, por lo que podemos deducir el impacto de los nanoplásticos en la salud.

El impacto de los nanoplásticos en la salud

Cada semana ingerimos aproximadamente cinco gramos de estas sustancias, lo equivalente al peso de una tarjeta de crédito. Las partículas más pequeñas, de 1 micrómetro (la milésima parte de un milímetro), aumentan la migración de las células.

Verena Pichler, una de las directoras del estudio, expresó: «Las células que han absorbido nanoplástico están migrando de manera diferente y esto puede aumentar que potenciales células cancerosas viajen a otros órganos y, por lo tanto, aumenten la metástasis».

La exposición a los plásticos es una forma de intoxicación crónica que se desarrolla a lo largo de los años; por ende, es difícil calcular la gravedad precisa que tienen los nanoplásticos en la salud. Aunque el estudio no puede ni confirmar ni descartar que la presencia de MNP cause una progresión del cáncer, sí sugiere que existe un efecto potenciador para que el cáncer se extienda más rápidamente y se vuelva más agresivo o invasivo.

Al igual  que otros tipos de desechos o cuerpos extraños, los MNP se fijan a las células y podrían impulsar la metástasis. Aunque se requieren más investigaciones, no podemos negar que la posibilidad de aplicar este conocimiento en el desarrollo de tratamientos médicos es intrigante. Un ejemplo de cómo pueden emplearse los nanoplásticos en la salud, es que las nanopartículas podrían transportar fármacos al interior de las células, tomando el papel de un caballo de Troya. 

Nanoplásticos: un nuevo desafío para la RSE

Cuando hablamos del  impacto de los nanoplásticos en la salud, es inevitable hablar de ellos como un nuevo desafío medioambiental. Estas diminutas partículas de plástico, las cuales miden menos de 5 milímetros, pueden permanecer en el entorno durante décadas, incluso siglos. 

Existen dos categorías principales de nanoplásticos: primarios y secundarios. Los primarios son partículas de plástico fabricadas de un tamaño pequeño y se utilizan en productos de cuidado personal, como pastas de dientes y exfoliantes, así como en procesos industriales abrasivos. 

Por otra parte, los secundarios son resultado de la degradación de artículos de plástico más grandes, como botellas, bolsas y redes de pesca. Estos elementos plásticos mayores se descomponen con el tiempo debido a procesos físicos, químicos o biológicos, como la acción de las olas del mar o la exposición a la luz del sol. 

Es fundamental reducir el uso de productos plásticos, favoreciendo alternativas sostenibles. La RSE desempeña un papel importante, por ello, algunas empresas están trabajando en la producción de bioplásticos biodegradables y compostables, con la finalidad de reducir la cantidad de plástico en el planeta. 

Entre las empresas notables que producen bioplásticos biodegradables y compostables, tenemos a NatureWorks,  líder en la producción de bioplásticos a partir de fuentes renovables como el almidón de maíz, así como Novamont, la cual se especializa en bioplásticos y biopolímeros derivados de materiales naturales, contribuyendo al crecimiento del mercado de bioplásticos y trabajando hacia un futuro más sostenible. 



Ver fuente