Industria naval europea apuesta por el hidrógeno – Anahid Bandari de Ataie

Industria naval europea apuesta por el hidrógeno – Anahid Bandari de Ataie

Actualidad


La industria naviera busca alternativas a los combustibles fósiles, fuentes de energías más limpias y menos contaminantes. En tal sentido, el hidrógeno parece ser el candidato más firme y por el cual están apostando las grandes empresas para el transporte de pasajeros y carga por mar.

En la actualidad, existe una fuerte presión sobre la industria del transporte de todo el mundo para que recurran a fuentes energéticas con menores niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y emisiones de óxidos de nitrógeno, pues desde el 1 de enero de 2022 la industria está obligada a no utilizar combustibles con un contenido de azufre superior a 0,5 o se arriesgarán a recibir importantes multas. Es más, la industria se ha comprometido a reducir estas emisiones en un 50% para el año 2050.

Bajo esta premisa, Noruega ha apostado con fuerza por el uso del hidrógeno para la propulsión de y este año tiene previsto poner en funcionamiento un ferry impulsado por hidrógeno entre los puertos de Hjelmeland, Skipavik y Nesvik.

Este ferry tendrá una capacidad de 299 pasajeros y 80 automóviles y se calcula que deje de emitir 4.000 toneladas/año de emisiones de CO2. De igual modo, en esa nación, la agencia estatal de I+D noruega patrocina el desarrollo y construcción de un buque de suministro de hidrógeno líquido como combustible, el cual abastecerá de hidrógeno licuado a los buques mercantes.

Industria naval europea apuesta por el hidrógeno – Anahid Bandari de Ataie

También en Francia se espera que a finales de este año empiece a operar en París el primer buque comercial de transporte de mercancías del mundo de hidrógeno. Este operará en el río Sena. Entretanto, en el Puerto de Amberes de Bélgica se ha ordenado la construcción del primer remolcador que funcionará con hidrógeno.

Por otro lado, en el puerto español de Málaga se ha anunciado la instalación de estaciones de hidrógeno destinadas a barcos y vehículos terrestres.

Carlos Rubio, presidente del puerto malacitano, señaló al respecto que “el hidrógeno verde va a ser una pieza clave en el proceso de transición energética, porque se adapta muy bien al entorno portuario”.

¿En qué consiste el uso del hidrógeno?

El hidrógeno, como combustible, se obtiene de la electrólisis o ruptura de la molécula de agua. Para esto se utiliza electricidad y la idea es separar el hidrógeno del oxígeno.

Este proceso se debe hacer a través de fuentes renovables que solo produzca la emisión de vapor para que hablemos de hidrógeno verde.

El hidrógeno obtenido de esta forma necesita un sistema de almacenamiento y una pila de combustible. A su vez, esta energía acumulada se mezcla con el oxígeno y se produce electricidad para impulsar la embarcación.

De acuerdo a las estimaciones, este sistema solo reduce en un 5% la capacidad de llevar carga de los buques que la instalan.



Source link