Robin Luff, filántropa y fundadora de Watson Institute

RSE RSE-Venezuela

Existen personas entusiastas que confían en que un mundo socialmente justo y sostenible es posible y están liderando el cambio desde sus diversos campos de influencia. Gracias a esos espíritus visionarios que creen en un futuro mejor, hoy en día la sociedad experimenta una revolución, nunca antes vista, en el mundo de la responsabilidad social, la lucha por los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente. Sin duda alguna, la tendencia es ayudar.

Robin Luff, filántropa y fundadora del Watson Institute, es una de esas líderes que impulsan e inspiran la transformación social por medio de sus acciones para apoyar a otros a crecer, desarrollar sus talentos y convertirse en agentes de cambio.

Luff sigue explorando formas de potenciar su labor humanitaria, es por eso que ha decidido traer parte de lo que el Watson Institute hace a México. En una entrevista exclusiva con la filántropa, Edgar López Pimentel, Director General de Expok, indaga sobre el impacto que esta organización tiene y lo que viene para los jóvenes líderes mexicanos que quieran ser parte de este programa. ¡No te lo pierdas!

¿Watson Institute en México? Robin Luff responde

Robin Luff sabe que la educación es la base para lograr un mejor futuro, el cual es posible cuando ponemos las capacidades humanas al servicio de esa causa. Por eso, ha dedicado sus esfuerzos a ofrecer preparación de excelencia a los líderes y emprendedores con aptitudes para presidir el cambio social, principalmente, mediante su labor en la institución de la que es fundadora.

Watson Institute es una organización que ofrece un innovador modelo educativo para personas idealistas que quieren proponer soluciones a los problemas globales y liderar su implementación para lograr el cambio. Los beneficiarios del programa obtienen una beca para cursar una licenciatura en el Watson Institute de la Universidad de Lynn o tomar el incubador de 18 semanas en Boulder, Colorado, en el cual reciben capacitación en habilidades de liderazgo y emprendimiento, mentoría comprometida y experiencias prácticas que les servirán para iniciar una carrera prometedora.

Debido a la gran cantidad de emprendedores que hay en México, Robin Luff soñó con traer este programa de entrenamiento a nuestro país y así contribuir a la transformación de las comunidades. Afortunadamente, lo consiguió, y hoy las becas para líderes mexicanos son una realidad.

La altruista, consciente de que el sistema de esta organización funciona de manera óptima, quiso replicarlo y compartir los beneficios que ofrece el Watson Institute en México: “somos vecinos, vecinos que se ayudan mutuamente”, refirió.

¿De qué se trata este apoyo en México?

Luff asegura que el impacto social está experimentando un auge global, a tal grado, que es parte de los requisitos para un buen currículum, mientras que la innovación y el emprendimiento social ya son parte de los programas de estudio en las universidades, por lo que parte de los objetivos de Watson Institute es preparar a los emprendedores intermedios para que logren adecuar sus ideas a la estructura y audiencia correcta para conseguir el éxito y escalar su influencia.

En el caso de nuestro país, los jóvenes con actitud de liderazgo que apliquen para la “Beca Líderes en Ascenso de México”, que esta institución brinda, y resulten beneficiarios, obtendrán acceso a un acelerador educativo de 16 semanas en las que recibirán capacitación en emprendimiento y tutorías, tanto en Boulder como en el país. Luff invita a ser parte del competitivo programa, que ya dio inicio y recuerda que es una gran oportunidad:

“Nuestra convocatoria está abierta a solicitudes para la beca de agosto. ¡Aplica!”

¿Cómo sumarse desde la RSE a esta iniciativa?

La “Beca Líderes en Ascenso de México” ha sido posible gracias a los esfuerzos de  Robin Luff por conseguir financiamiento y el apoyo del Instituto para exportar su modelo a la nación vecina. No obstante, conseguir gente que quiera colaborar en esta causa, ya sea económicamente o brindando parte de su tiempo, conocimientos o experiencias, es un reto que no termina.

Luff menciona que recibir financiamiento toma su tiempo, por lo que es necesario ser paciente y acudir con las empresas a explicarles cómo pueden ayudar. Una de las formas en que las empresas mexicanas pueden unirse a la causa desde su RSE es identificando el talento dentro de su personal. Si tienen a una persona excepcional, con capacidades que debería compartir con otros, puede ser parte de las Series de Impacto del Watson Institute, charlas en las que los invitados enseñan a los becarios sus técnicas para el éxito.

Otra forma de ayudar es convertirse en mentor para alguno de los benefactores del programa y acompañarlo en su proceso durante todo el tiempo que reciba el apoyo del Instituto. Finalmente, las compañías también pueden convertirse en patrocinadores de esta acción transformadora y hacerse cargo del 50 % de los gastos, ya que la otra mitad la cubre el Instituto.

Filantropía y educación para transformar el mundo

Robin Luff es un ejemplo de que con pasión y acciones contundentes es posible convertir el sueño de un mundo mejor en una realidad. Su trabajo y el de todos los que forman el Watson Institute, ha impactado la vida de millones de personas alrededor del mundo a través de los emprendimientos que han ayudado a implementar.

Luff insta a ser conscientes de que, muchas veces, la idea de los emprendedores no funcionará a la primera y habrá que seguir intentando, pero es ahí cuando más se debe mantener el apoyo y recordarles que todavía pueden “marcar la diferencia” e “impactar en sus comunidades”, que la resiliencia es parte de lo que tienen que aprender.

Resulta fundamental que tanto la filantropía, como la RSE sigan invirtiendo en crear espacios de aprendizaje para las generaciones más jóvenes, donde puedan desarrollar sus capacidades y proyectos, y aprender habilidades de liderazgo, ya que ellas tendrán la tarea de dirigir el futuro.

Ver fuente