UNICEF España pide a los partidos políticos que sus propuestas garanticen los derechos de niños, niñas y adolescentes

Comunidades

De cara a las elecciones del próximo 23 de julio en España, el Fondo de las Naciones Unidas ha hecho propuestas electorales en clave de infancia a todos los partidos políticos que concurren a las elecciones generales para que sus programas contemplen medidas para abordar la pobreza infantil, la violencia, la salud mental de los menores o la situación de la infancia migrante.

En los últimos días, UNICEF España ha presentado su documento de propuestas electorales a todos los partidos políticos que concurren a las elecciones generales del 23 de julio. Esto forma parte del trabajo habitual de incidencia política de la agencia de Naciones Unidas con todos los grupos políticos, representantes parlamentarios y autoridades estatales, autonómicas y locales para abordar los asuntos y mejorar las políticas que afectan a la infancia. La organización hace regularmente propuestas técnicas y recomendaciones de actuación.

También los miembros de los Consejos de Participación Infantil y Adolescente impulsados por UNICEF España se reúnen habitualmente con las autoridades de sus municipios y regiones para hacerles llegar sus propuestas, como hicieron con motivo de las elecciones autonómicas y municipales del pasado 28 de mayo.

 “La infancia no vota, pero tiene que formar parte del debate electoral”, ha asegurado José María Vera, director ejecutivo de UNICEF España, en la presentación a los medios de comunicación de sus propuestas para la infancia. La organización ha recordado los avances y retrocesos de nuestro país en materia de infancia, y la importancia de seguir progresando de cara a la aplicación plena de los derechos de la infancia en nuestro país; algo que, precisamente, valorará en 2024 el Comité de los Derechos del Niño. “Los programas electorales tienen que contemplar medidas y políticas públicas que den respuesta a los problemas que afectan a los niños y niñas en España: pobreza infantil, violencia, acoso escolar, salud mental, sistema de protección a la infancia o entornos digitales no pueden obviarse, porque lo que se decide en las urnas está muy ligado al bienestar actual y futuro de nuestra infancia”, ha continuado Vera.

Vera ha detallado algunas de las propuestas de la organización, como la puesta en marcha de la nueva Estrategia Nacional de Derechos de la Infancia y la Adolescencia, habilitar el sufragio a partir de los 16 años en las elecciones municipales, promover la participación infantil o incrementar el gasto público en protección social a la infancia hasta el 2,5% del PIB de la media europea. UNICEF España también ha presentado a los grupos políticos propuestas específicas relativas a algunos de los ámbitos más preocupantes para la infancia:

Pobreza infantil: Uno de cada tres niños en nuestro país está en riesgo de pobreza o exclusión social (32,2%), el tercer peor dato de toda Europa, y uno de cada diez está en situación de carencia material y social severa. UNICEF España reconoce avances como el Ingreso Mínimo Vital, pero insiste en la necesidad de ampliar la deducción fiscal reembolsable por hijo menor de 18 años, garantizar el acceso a una vivienda adecuada o impulsar y dotar de la financiación adecuada la Garantía Infantil Europea.

Violencia: Los niños y niñas sufren diferentes formas de violencia en sus entornos más cotidianos, como la escuela (la tasa de victimización de acoso escolar estimada se sitúa en el 33,6%, y la de ciberacoso en un 22,5%), las redes sociales, sus actividades deportivas o su propia familia (en 2021 se contabilizaron 7.508 delitos de malos tratos en el ámbito familiar). Entre un 10 y un 20% de los niños, niñas y adolescentes en España han vivido alguna forma de violencia sexual. Las propuestas de UNICEF España pasan por el fin de la tolerancia contra cualquier tipo de violencia hacia la infancia, y la creación de entornos seguros y protectores. Esto implica modificar o adoptar políticas internas de administraciones y entidades, o garantizar el buen establecimiento de la figura del Coordinador de Bienestar y Protección en los centros educativos.

La infancia migrante no acompañada se enfrenta a riesgos añadidos, como las devoluciones automáticas, la estigmatización o los ataques de odio. Por ello, UNICEF España propone adoptar una Estrategia Nacional para la Protección Integral e Inclusión Social de los niños y niñas migrantes no acompañados, reformar el procedimiento de determinación de la edad, reforzar las políticas de asilo o garantizar que la futura Ley contra la trata de personas contemple la especial vulnerabilidad de las víctimas infantiles. Terminar con las vulneraciones de los derechos de la infancia en el ámbito digital es otro de los grandes desafíos, por lo que UNICEF España propone generar nuevos o actualizar los protocolos y normativas existentes, o fomentar la participación infantil.

Salud mental: El 13,2% de los niños y niñas de 4 a 14 años está en riesgo de sufrir algún tipo de mala salud mental, y en 2021 se quitaron la vida 22 menores de 14 años. Además, el 15% de los adolescentes de 11 a 18 años presenta síntomas graves o moderadamente graves de depresión. Ante esta situación, las propuestas de UNICEF España pasan por implementar de manera efectiva la Estrategia de Salud Mental, reforzar el papel de la atención primaria, garantizar la dotación de recursos especializados en infancia y adolescencia, o promover programas de parentalidad positiva.

Educación: En 2022, España ocupaba el segundo peor puesto de la UE en cifras de abandono escolar temprano, con un 13,9% de la población. En este ámbito, el reto está en llegar a una verdadera educación inclusiva y de calidad. Para ello, UNICEF España pide un Pacto de Estado por la Educación y defiende la garantía de acceso universal a la enseñanza online, convertir la educación 0-3 en universal y hacerla especialmente accesible para la infancia más vulnerable, reforzar la figura del Coordinador de Bienestar en los centros educativos, y asegurar los recursos.

Impacto de las tecnologías: El acceso cada vez más temprano y habitual a la tecnología, supone uno de los retos más importantes en el desarrollo y la educación de niños, niñas y adolescentes. El estudio Impacto de la tecnología en la adolescencia de UNICEF España destaca que 1 de cada 3 chicos y chicas hacen un uso problemático de las redes. UNICEF España considera clave analizar las necesidades de competencias digitales básicas que protejan, eduquen y favorezcan el uso crítico, responsable, paulatino y equilibrado de la tecnología; y que promuevan el aprovechamiento de la tecnología en la educación, las relaciones y la formación para su futuro profesional. Además, recuerda que para evitar que los grupos más vulnerables se queden atrás, se deben tener en cuenta y adoptarse medidas concretas que faciliten su inclusión también en los avances digitales, así como en las competencias que les integran y les mantienen protegidos de los principales riesgos del uso problemático de internet.

Escuchar a los niños, niñas y adolescentes refuerza su derecho a la participación y es clave para recoger sus opiniones y propuestas encaminadas a garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia. José María Vera ha concluido recordando que, “pase lo que pase el 23 de julio, es importante que la infancia se sitúe en el centro de las políticas públicas y se tomen decisiones para garantizar su bienestar. El contexto es desafiante, pero tenemos una oportunidad para abordarlo en la próxima legislatura”.

Ver fuente